Aves del Circuito Nor-Amazónico

     
 
EL CIRCUITO NOR-AMAZÓNICO
 
 
El Circuito Nor-Amazónico es una de las zonas más ricas en avifauna silvestre que hay en el mundo, con numerosas especies endémicas a ser obvservadas y estudiadas. El circuito abarca 8 ecorregiones que van desde el Mar Frío de la Corriente Peruana y Mar Tropical hasta la Selva Baja, uniendo los departamentos de Tumbes, Piura, Lambayeque, Cajamarca, Amazonas, San Martín y Loreto.

A lo largo del circuito los pobladores locales han creado interesantes programas de conservación y recuperación de aves. Merece destacarse el caso del Área de Conservación Privada de Chaparrí, ubicada en Santa Catalina de Chongoyape - Lambayeque, donde se recupera de la extinción a la pava aliblanca (Penelope albipennis), que se creyó extinta durante más de cien años y que hoy cuenta con más de 250 individuos liberados en el bosque seco.

Otra experiencia exitosa en desarrollo es la del Área de Conservación Privada de San Antonio, en el distrito de Chachapoyas - Amazonas, donde se conservan los ricos bosques secos del Utcubamba que son hábitat del colibrí maravilloso (Loddigesia mirabilis), considerado por los observadores de aves y ornitólogos como el ave más bella del mundo.

Por otro lado, la Corporación Turística Amazónica tiene montada una importante infraestructura orientada hacia el aviturismo, en sus hoteles Puerto Palmeras, Puerto Pumas, Puerto Patos y Puerto Pericos. Además, tiene a su cargo la Reserva Ecológica de Lago Lindo, en la ciudad de Tarapoto - San Martín, en donde se pueden observar bellas aves como el martín pescador grande (Ceryle torquata), la coqueta coronada (Lophornis stictolophus), el colibrí maravilloso (Loddigesia mirabilis), la lechucita bigotona (Xenoglaux loweryi), el barbudo brilloso (Capito auratus) y muchísimas otras.
 
     
 

Circuito Nor-Amazónico Peruano, pleno en aves endémicas que sólo pueden ser observadas en esta región del país.
 
     
 
UN POCO DE HISTORIA
 
 
Mucho antes que el territorio peruano fuera poblado por humanos, ya era habitado por numerosas especies de aves, cuyos hábitats han sido clasificados en Biorregiones, de acuerdo al espacio geográfico donde viven.

A lo largo de nuestra historia existieron numerosas culturas prehispánicas que reverenciaron las aves, por considerarlas emisarios de sus dioses, símbolos de poder, o agoreros de buenas nuevas. Los Chavín, Moche e Inca, tuvieron al cóndor como deidad, representándolo en ceramios y textiles. Los Nasca vieron en el vencejo a un avisador de las lluvias que permitió su agricultura; también representaron al colibrí en sus famosas líneas. Los Chachapoya y Paracas, por su parte, fabricaron prendas de vestir de finísima factura para sus principales rituales con plumas de guacamayos, loros y otras coloridas aves, que los tejedores recolectaban en el bosques o que criaban sin matarlas.

En épocas mucho más recientes ilustres investigadores como Martínez de Compagnon, A. von Humboldt, A. Raimondi, M. Koepcke, J. Kalinowski, J. von Tschudi, W. Taczanowski, J. O'Neill, T. Parker y otros, estudiaron las aves del Perú, legándonos valiosos conocimientos que han llevado a la ornitología peruana al sitial más importante en el mundo, por lo que ahora se considera a nuestro país como un "Arca de Noé", "Edén de Vida Silvestre" y "Paraíso de Aves".
 
     
 
¿CÓMO APROVECHAMOS EL POTENCIAL QUE NOS BRINDAN LAS AVES?
 
 


Una mirada retrospectiva:

Durante la época Republicana, en el Perú se dio un boom en la producción de guano, fertilizante natural proveniente de aves como el piquero (Sula variegata), el guanay (Phalacrocorax bouganvilii) y el pelícano (Pelecanus thagus). Este hecho permitió una bonanza en la economía peruana, especialmente luego de un virreynato extremadamente usurero. Sin embargo, esta riqueza brindada generosamente por las aves no se supo aprovechar debidamente.

Potencial Actual:

Hoy día, nuevamente las aves presentan una faceta muy interesante para el desarrollo del ecoturismo: "el Perú ha sido designado como uno de los destinos de aves más importantes para la observación de aves durante la feria 'British Birdwatching' que se realiza anualmente en Inglaterra". Ello se debe al gran número de aves que viven en nuestro territorio y que superan las 1,800 especies, ubicándonos como el país con la mayor avifauna silvestre del planeta, junto a Colombia.

En el Perú se puede observar desde el ave voladora más grande del mundo que es el cóndor andino de 3 metros de envergadura, hasta el más pequeño de todos que es el picaflor abejorro de sólo unos centímetros. Nuestro país también ostenta la marca de 39 especies descritas en los últimos 40 años, es decir, cada año se registra una especie de ave nueva para la ciencia.

Observadores de Aves o 'Birdwatchers':

Según estadísticas, hay más de 60 millones de observadores de aves solamente en los Estados Unidos, y quizá un número similar en Inglaterra, Japón y el resto del mundo.
Los birdwatchers son apasionados buscadores de aves que intentan capturarlas con sus cámaras fotográficas digitales y demás parafernalia que hoy día existe para esa actividad, convertida en un boom mundial.

 
     
Investigación y Elaboración: PERÚ ECOLÓGICO / Actualización: Setiembre 2007

ÍNDICE DE PERÚ ECOLÓGICO